Top 5 de las delicias de Bélgica

Descubrí los símbolos de la gastronomía belga

Bélgica es un país pequeño en territorio, pero grande en sabor! Aquí se come mucho (las porciones son super grandes) y muy bien! Su gastronomía tiene influencia germánica y francesa, incluso hay un dicho que dice que en Bélgica se sirve la cantidad de comida de Alemania y la calidad de la cocina francesa. Todo es muy rico, y claro que tanto los flamencos como los valones han desarrollado  sus propias recetas regionales, pero si venís a este país, estos son los infaltables en tu lista de degustación:

  • El chocolate: El chocolate belga es el mejor del mundo. No es fanatismo, no es exageración, es la purita verdad, y de eso dan fe mis kilitos de más! Antes de vivir en Bélgica yo creía que me gustaba el chocolate, pues no, ahora es que soy fan del chocolate, pues cuando el paladar conoce lo que es bueno quiere más y más! Jajaja que problema!! Si bien es cierto que el cacao le llegó a Europa proveniente de mi amada Latinoamérica, estos belgas se lucieron con el producto final! Actualmente, la calidad del chocolate belga está mundialmente confirmada, su exquisito sabor y textura son insuperables. El secreto del chocolate de aquí está en su producción artesanal y en que usan 100% manteca de cacao. Aunque se autoriza el uso del 5 % de grasa vegetal que no proviene de esa manteca, la mayoría de los fabricantes de chocolate artesanales belgas sigue respetando “el 100 %”. Calidad, calidad, calidad! No se puede visitar Bélgica y no entrar a tiendas de chocolates, que son como boutiques, están llenas de refinamiento, buen gusto y claro, miles de chocolates! Ni que decir del olor a chocolate puro que se respira, delirante! Los famosos “pralinés” son los más famosos, unos deliciosos bombones de chocolate con un cremoso relleno. Existen muchas marcas muy buenas, como Neuhaus, Cote D’Or, Guylian, Godiva, Leonidas y Galler. Tené por seguro que llegar a casa con chocolates belgas en una preciosa cajita hará que te luzcas!  Además, si deseas hacer un taller de chocolate, en Bruselas dan uno en español, te enseñan técnicas de elaboración y claro, te podrás comer los que hagas.
  • La cerveza: Claro que no podía faltar la cerveza! En Bélgica se producen unas 1.500 clases de cerveza con métodos de fermentación distintos, al punto que en el 2016 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a la cerveza belga Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Ese reconocimiento que engloba a productores, consumidores y distribuidores de la cerveza artesanal también valoró el gran consumo y su integración dentro de la vida cotidiana belga. Aquí podes encontrarlas de todo tipo  y las hay también especiales, por ejemplo las de sabores como cereza, frambuesa o chocolate.  Entre las grandes marcas están la Duvel, Vedett, JupilerStella Artoisy Hoegaarden, Casi cada cerveza tiene su propio vaso, para disfrutar al máximo las propiedades únicas del deseado liquido dorado! Muy especiales son las cervezas trapistas(o trapenses), que son las elaboradas en monasterios, y curiosa la Lambic, una cerveza que solo se elabora al suroeste de Bruselas en el Valle del río Senne y que son naturalmente fermentadas por las levaduras y bacterias que se encuentran en este valle. En Bruselas se puede hacer un tour de la cerveza en español, este consiste en visitar diferentes cervecerías y, obvio, catar y catar. También podrías conocer la cervecería que ostenta el récord Guinness por tener el mayor catálogo de cervezas del mundo.
  • Las papas fritas:  En ningún país del mundo las papas fritas son tan importantes como en Bélgica, donde no son solo una guarnición, sino toda una tradición culinaria. Los belgas afirman que ellos las inventaron y es tanto el amor por estas delicias que hasta tienen un museo (Frietmuseum en Brujas). Las famosas “frites” son conocidas como una especialidad belga, los visitantes las encuentran en las calles más turísticas, en puestos donde las sirven en un cono de papel (que ayuda a absorber la grasa). Los belgas las cocinan en casa, pero adoran comprarlas en los frituur (en neerlandés), un lugar donde venden frituras (carnes, pinchos, hamburguesas, etc.).  Pero, qué las hacen tan especiales? La elección de la grasa o aceite que se utiliza y en el doble proceso de fritura, pues las cocinan en dos etapas, en la primera se hacen a fuego medio hasta que tienen un poco de color y estén suaves por dentro, en la segunda etapa se fríen a fuego muy alto para que queden bien crujientes. Para acompañarlas, se puede escoger entre muchas y muy ricas salsas, aunque la mayonesa es la más tradicional. Aquí no les gusta ni la salsa de tomate ni la mostaza, y es que no las necesitan, los belgas tienen salsas más impresionantes para sus “pecaditos fritos”!
  • Gofres/waffles: Otra forma de deleitar al paladar con dulce es comiéndose un gofre (waffle). Es lo primero que activa el olfato al caminar por las calles del centro de Bruselas y principales plazas turísticas del país, ese dulcito sencillamente te llama! Los gofres son postres auténticos de Bélgica que se comen calientitos, acompañados con azúcar o crema chantilly y chocolate líquido.  Se pueden comer también con frutas encima, como kiwi, fresa y/o banano. En lo personal me parece muy incómodo comérselo en la calle de pie, mi consejo es que lo dejes para la tarde y lo pruebes en una cafetería con tu yodito!
  • Mejillones con papas fritas: Este es uno de los platillos más típicos de Bélgica. Mosselen met frieten en neerlandés o moules-frites en francés. Los mejillones se cocinan con apio, cebolla y pimienta al vapor. Se sirven en una cazuela y “religiosamente” deben ir acompañados de papas fritas. Claramente la bebida ideal para acompañarlos es una cerveza belga, pero un buen vinito blanco también resulta exquisito. A mí me llamó poderosamente la atención la cantidad que cada quien se come, se calcula que en una comida (almuerzo o cena), la ración de mejillones es generalmente de un kilo y medio por persona (con la concha).

Bonus para el paladar

Croquetas de camarón: Garnaalkroketten en neerlandés y croquettes aux crevettes en francés, se trata de un platillo que como entrada es espectacular! Te sirven dos y son un manjar! También hay de queso y como plato fuerte las acompañan de ensalada y pueden ser mixtas, pero te las incluí en esta lista para que pruebes las de camarón, pues se trata de uno muy especial, un camarón que solo se encuentra en el mar del norte (Bélgica, Países Bajos y Alemania). Bélgica produce el 70 % de estas croquetas, consideradas una toda una exquisitez gastronómica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s